Acción de la luz sobre las sales de plata en la fotografía

Entre los usos más reconocidos de la plata es en la industria fotográfica, que aprovechó el ennegrecimiento que sufren las sales de plata por la acción de la luz. Lo que se conoce como placas fotográficas son una película impregnadas de varias sustancias, entre las que se encuentran las sales de plata, que favorecen el proceso, ya que la placa en sí misma, es puesta a la luz por unos tiempos mínimos que van de 1/10 seg. A 1/25 seg., tiempo que resulta apto para que la imagen latente se produzca sobre la película y esta imagen se hace evidente cuando es sometida la película a la aplicación de un revelador, proceso por el cual se consigue lo que se conoce como el negativo.

La fotografía da inicios a su historia, cuando es mostrado al público en el año de 1839, el primer proceso fotográfico a través del daguerrotipo, pero su historia y la utilización de las sales de plata es anterior. He aquí una sucinta cronología:

 En 1520 sale la primera publicación sobre la cámara oscura de Cesare Cesariano, un alumno de Leonardo da Vinci durante el Renacimiento. Mientras tanto, el científico Georgius Fabricus  ya andaba experimentando con las sales de plata, cuando percibió algunas de sus propiedades fotosensibles.

En 1558, Giovanni Battista della Porta, por sus publicaciones sobre el funcionamiento de la cámara oscura, se hizo popular entre los pintores de la época y a su vez Gerolamo Cardano propone mejorar la cámara con una lente en la apertura.

En 1600, durante el siglo XVII, la cámara que hasta ese momento era una habitación como tal se transforma en un instrumento portátil de madera. Johann Zahn transformó esa caja en un aparato parecido al usado en los principios de la fotografía.

Fue en este siglo que  los científicos Carl Wilhelm Scheele, de origen sueco y el suizo Jean Senebier descubrieron que las sales de plata reaccionaban con la acción de la luz.

En 1685 y gracias a las publicaciones realizadas por Johann Zahn, la cámara ya estaba lista para la fotografía, sin haberse descubierto aún la manera de fijar las imágenes.

En 1777, el sueco Carl Wilhelm Scheele publica su tratado sobre las sales de plata y la acción de la luz, en latín y alemán; en 1780 en inglés, y un año más tarde en francés. En el estilo de las pinturas de artistas exitosos de este siglo como Canaletto parece evidente el uso de esta poderosa herramienta, la cámara oscura. Una cámara de este tipo que tiene grabado el nombre de Canaletto, se conserva en Venecia, aunque no está confirmado que efectivamente perteneciera al artista.

Gilles Louis Chretien inventó el fisionotrazo para facilitar la elaboración de perfiles, lo que despertó una gran afición en la burguesía francesa por la iconografía.

En 1801, Thomas Wedgwood, de origen inglés descubre la manera de capturar imágenes.

Commentarios
No hay comentariso enviados.
Añadir comentario
Nombre:
eMail:
Web:
Código seguridad: