La plata: metal noble

La plata está considerada dentro de la clasificación corriente como un metal noble, por varias de sus características que le imprimen nobleza y facilidad para quienes la trabajan. Es dúctil y maleable, pero presenta mayor dureza que el oro y su apariencia de un color blanco muy lustroso, la hacen ser óptima en los trabajos de joyería, por poner un solo ejemplo.

Sus propiedades más destacadas son la poca reactividad que tiene, siendo menor que la que tiene la mayoría de los metales, aun cuando es mayor que la reactividad que presenta el oro. Frente al oxígeno o al aire no presenta ninguna reacción, pero si se enfrenta con aire con azufre o con sulfuro de hierro, pierde ligeramente su brillo que tanto la destaca y se produce lo que se llama plata deslustrada; esto, sin embargo, puede ser evitado, cubriendo la pieza de plata con una ligera galvanización realizada con rodio. Tampoco presenta reacción con los ácidos no oxidantes como lo son el nitrato o el sulfúrico, liberando el ión, que se halla en todos los compuestos solubles de la plata, reduciéndolo con mucha facilidad a metal libre como le sucede en la fabricación de espejos de plata. Sin embargo, puede oxidarse por procedimientos químicos o por procesos electrolíticos para formar óxido o peróxido de plata.

Goza de gran aceptación en varias industrias, por ser el mejor conductor de la electricidad y también del calor; el impedimento para que sus propiedades sean mucho más aplicadas en la industria, son los costos, por lo que generalmente se le reemplaza con metales que ostentan menores costos en el mercado, como es el caso del cobre.

Como ya se ha dicho, la plata puede hallarse en estado nativo, pero lo más común y general es que su extracción se realice de otros minerales como lo son la argentina y la cerargirita. Y en el caso del sulfuro de plata,  casi siempre se encuentra combinado con otros sulfuros de los que se extrae generalmente cobre y plomo.

La producción de monedas es la que mayor consumo de plata realiza en la actualidad, por lo que se considera que alrededor del 70% de la plata que se obtiene es utilizada con fines monetarios. Hay en varios países, Casas especializadas en la fabricación y comercialización de monedas conmemorativas que además se cotizan muy alto en los mercados especializados. Pero no se puede olvidar los otros usos ya expuestos, como son lo del área de la medicina, en la fotografía, en la industria eléctrica, en la fabricación de utensilios de lujo para el hogar, en odontología y un sinfín de usos más.

Commentarios
No hay comentariso enviados.
Añadir comentario
Nombre:
eMail:
Web:
Código seguridad: