Toxicidad de la plata

Mucho se ha debatido en el mundo científico sobre la conveniencia de tan amplio uso de la plata en la vida de los seres humanos, por razones de su toxicidad, pero es fundamental tener en cuenta que la plata en sí misma no es tóxica;  pero la mayoría de sus sales son venenosas y pueden ser cancerígenas. Algunos de los compuestos que tienen plata pueden ser absorbidos por el sistema circulatorio, depositándose de esa manera, en varios tejidos causando lo que se conoce como argiria, que es una dolencia que ocasiona una coloración grisácea en la piel y algo de mucosa que no es dañina.

Desde los tiempos de Hipócrates se conocía el efecto germicida que posee la plata y se han comercializado y aún hoy día se comercializan, diversos remedios para muchas dolencias; sin embargo, no existen estudios clínicos y análisis médicos que puedan demostrar la utilidad de la plata como antibiótico.

Algunos de los problemas que puede tener la plata son:

En los animales de laboratorio que sufren una sobre-exposición a uno o varios componentes de la plata, presentan los siguientes efectos:

En los seres humanos la sobre-exposición crónica a uno o varios componentes de la plata puede tener los siguientes efectos, que todavía deben ser certificados de manera definitiva por investigaciones precisas y metódicas:

Commentarios
No hay comentariso enviados.
Añadir comentario
Nombre:
eMail:
Web:
Código seguridad: