La sirena de plata: la reversión a la realidad

Según la información emitida por el Consejo Mundial del Oro, el nivel general de producción minera en el mundo es relativamente estable, con un suministro promedio de aproximadamente 2,497 toneladas por año, durante los últimos años, lo cual es bastante alentador, si se toma en cuenta que 2.500 toneladas  es lo mismo o equivale, mejor, a 80.400.000 onzas troy.

Por su parte el Instituto de la Plata ha informado que la extracción de plata de la corteza terrestre durante el año 2010 fueron de 735 millones de onzas, lo que con matemáticas simples, nos muestra claramente que es la naturaleza la que determina las proporciones entre el oro y la plata, que deben ser 9,14:1.

Desde el año 1300 hasta mediados del 1800, nunca la relación entre el oro y la plata estuvo por encima de 20 y por el contrario gravitó a 15, que en los últimos 500 años es el promedio que ha mantenido, conservando ese equilibrio.

Es únicamente desde hace aproximadamente 140 años, desde que el sector privado del  Rothschild Bank de Inglaterra, pasó a ejercer un control sobre la deuda centrada en el sistema monetario, que se han presentado en el mercado del oro y la plata, esos cambios que los inversionistas llaman “aberraciones” del sistema monetario.

Se ha publicado un documento que se titula “140 años de volatilidad” en el que se refleja claramente la política natural del movimiento monetario de los metales y cómo los mercados libres de ellos, se interponen entre megalomaníacos que cada vez más  vienen ocupando cargos con posibilidad de definición de políticas públicas, ocasionando con la imposición de sus conceptos políticos esas “aberraciones”, lo que explica la caída de la plata en relación al oro. Esta caída se dice que fue creada de manera artificial, haciendo llegar grandes cantidades de plata a los mercados, con el propósito de hacerle perder precio ante la oferta existente, de tal suerte, que esta así, se consiguió que el precio bajara en relación al oro, favoreciendo a aquellos países o inversores que tenían grandes reservas en oro; desde entonces, la plata como metal cotizante en las bolsas de valores no ha recuperado su equilibrio frente al oro, pero sin dejar de significar una excelente inversión, de gran estabilidad y de incrementos constantes, pero por debajo del nivel del oro.

Alrededor de esa jugada monetaria, se tejieron en su momento muchas historias y algunas terminaron convertidas en leyendas; algunas de las cuales aseveran que la plata que se inyectó al mercado libre con el fin de que su precio bajara por la sobre oferta, no era puro, sino era plata sintética. Sobre decir, que esto no se probó y por lo tanto, continuará siendo parte de una leyenda o rumores de salón, como se suele decir.


Commentarios
No hay comentariso enviados.
Añadir comentario
Nombre:
eMail:
Web:
Código seguridad: